jueves, julio 18, 2024
No menu items!
spot_img
InicioOPINIÓNPALOMA MUÑOZAvelina Pancho, legado de Educación Propia e identidad indígena de mujer

Avelina Pancho, legado de Educación Propia e identidad indígena de mujer

Hoy se me vino a la memoria tu figura, Avelina Pancho, tu ser de mujer suave y sonriente, irradiando una convicción y compromiso cultural, educativo y de lucha con tu pueblo Nasa impresionante. Una mujer indígena destacada por tu incansable lucha por la lengua y la cultura del pueblo Nasa, aunque no hablabas tu idioma natal, entendías la importancia de la lengua materna en la preservación de la identidad cultural, en el significado profundo de palabras como “Uma”, demostrando así tu compromiso con la autonomía lingüística y la resistencia frente a la hegemonía del castellano. Así fue como aprendí sobre el poder transformador de la educación propia y la resistencia cultural en la preservación de la identidad de los pueblos originarios. Qué tú, mi querida compañera Avelina Pancho trabajabas incansablemente.

Recuerdo cuando trabajamos juntas y nos reíamos en la conmemoración del “Encuentro de los Dos Mundos” por aquello de la celebración de los 500 años del llamado descubrimiento de América. Avelina se reía conmigo porque los dirigentes del CRIC iban a eventos a Paraguay, México, Guatemala, y a nosotras nos tocaba ir a los resguardos.

Sé que tu legado perdura en los corazones de quienes tuvieron el privilegio de conocerte y trabajar a tu lado, como, por ejemplo, en el resguardo de Santa Rosa de Capisisco, en Tierradentro Cauca. Avelina Pancho Aquite no solo desafiabas las lógicas de dominación a través de la educación, sino que también encarnabas una pasión genuina por el cambio, no por el poder.

Aunque ya han pasado aproximadamente siete años desde tu partida de este mundo terrenal, tu influencia sigue siendo palpable en los territorios de resguardo. Tu arduo trabajo con las comunidades ancestrales para preservar y rescatar la cultura Nasa como forma de resistencia y pervivencia, es un testimonio vivo de lo que fue tu compromiso con tu pueblo.

De ti aprendí quizá, no lo sé, de recorrer los territorios por aquello de las culturas, porque tu proyecto “Kiwe Uma”, dirigido a la formación cultural de niños y niñas indígenas, reflejabas tu convicción de que la cultura es el alma de un pueblo y que, sin ella, el pueblo no puede subsistir. Luchaste incansablemente para que la cultura Nasa fuera enseñada en las escuelas indígenas, reconociendo así su papel fundamental en la construcción de la identidad y la resistencia.

Además de tu labor en la preservación cultural, Avelina fuiste una Mayora, una ferviente defensora de los derechos de las mujeres indígenas, reconociendo su histórica discriminación y abogando por su participación activa en la toma de decisiones comunitarias.

A pesar de tu partida en agosto de 2017, te recuerdo y por eso he querido rendirte este tributo porque sigues, acompañando con tu espíritu los procesos culturales de lucha y resistencia. Tu vida y tu obra nos recuerdan la importancia de la educación propia de tu gente, la defensa de la lengua y la cultura, y la lucha por la justicia y la igualdad en todos los ámbitos de la vida indígena. Gracias por tu legado de mujer.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan