viernes, julio 19, 2024
No menu items!
spot_img

Conciencia ambiental

Por: Diego Fernando Sánchez Vivas

A propósito del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio de cada año, resulta pertinente hacer algunas reflexiones en torno a este importante tema.

La Constitución de 1991 consagró dentro de sus normas superiores, la importancia que debe el Estado a la protección del ambiente y los recursos naturales. Así, el artículo 79 de la Carta Fundamental en su inciso segundo establece textualmente: Es deber de Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines”. Más adelante, el artículo 80 del mismo texto establece que: ” El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución”. En el mismo sentido, la Ley 99 de 1993 crea el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, se reordena el sector público encargado de la gestión y conservación de los recursos naturales renovables, se organiza el Sistema Nacional Ambiental SINA y se asignan funciones a las Corporaciones Autónomas Regionales CAR entre otros aspectos. Dichas normas están enmarcadas dentro de lo que podría denominarse una nueva concepción global que resalta la importancia de preservar los recursos naturales y el ambiente.

Un paso fundamental para adentrarse en la temática ambiental lo constituye el concepto “desarrollo sostenible”, que en términos generales es un proceso integral mediante el cual el género humano logra potenciar sus posibilidades de producción a partir de la combinación de factores disponibles satisfaciendo sus necesidades básicas dentro de su marco cultural y según unos objetivos predefinidos libremente, abarcando la protección de los recursos naturales sin que la actividad productiva deteriore el ambiente y se ejerza en forma racional. El Seminario sobre Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Sostenible celebrado en Bahía (Brasil) en julio de 1993, lo definió como ” Aquel que presenta la generación de riqueza con equidad social en el marco de acciones amigables con el ambiente”. Como consecuencia de la industrialización indiscriminada, proceso de urbanización a gran escala sin una previa planificación que signifique evaluar sus costos en materia ambiental, la explotación sin control de los recursos naturales, la minería ilegal, el uso continuado de agentes químicos y el manejo errado de los desechos, se ha visto resquebrajado el entorno ambiental. A raíz de los nefastos efectos de estos episodios es que se está adquiriendo una verdadera conciencia ambiental. Además de los enunciados consagrados en las disposiciones normativas, debemos mirar la eficacia de dichas normas en la conciencia colectiva de la sociedad.

Esto debe traducirse en el comportamiento positivo de la comunidad en defensa del ambiente y los recursos naturales, fomentando una educación en este sentido y materializando acciones efectivas para su protección, ya que con esto estamos asegurando la supervivencia de la humanidad para las próximas generaciones. De ese tamaño es el reto.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan