viernes, julio 19, 2024
No menu items!
spot_img
InicioOPINIÓNPALOMA MUÑOZDía del maestro y la maestra

Día del maestro y la maestra

En el contexto del Día del Maestro y la Maestra en Colombia y hago énfasis en hacer esta diferencia inclusiva, porque varios pedagogos han afirmado que la práctica de la educación anteriormente estaba en manos de maestras o sea de mujeres. Es fundamental reflexionar sobre el papel crucial que desempeñan los educadores en la formación de las nuevas generaciones y en la construcción de una sociedad humanizada, lográndolo a través de la integración e interrelación de la parte cognitiva, espiritual y actitudinal de una persona. Dicha celebración, también debe ser por una educación que evite desigualdades impartiendo la democracia, es decir que haya educación para todas y todos. Esta celebración tiene sus raíces en la década de los cincuenta, se instauró como un homenaje a los maestros y maestras que dedican sus vidas a la enseñanza, siguiendo el ejemplo de san Juan Bautista de la Salle, quien fue tomado como el patrono de los profesores.

Sin embargo, mientras celebramos y reconocemos la labor de los educadores, también debemos ser conscientes de los retos y obstáculos que enfrentan en el ejercicio de su profesión. La falta de recursos y material didáctico, la baja remuneración y el escaso reconocimiento social son solo algunas de las dificultades que los maestros y maestras en Colombia confrontan a diario.

Además, la violencia y el conflicto armado han dejado una huella dolorosa profunda en el sistema educativo del país. Muchos educadores han sido víctimas de la guerra, enfrentando amenazas, asesinatos y desplazamientos forzados. En algunos territorios las escuelas han cerrado sus puertas y las comunidades han perdido acceso a la educación debido a la violencia persistente.

Es crucial también cuestionar el rol del Estado en garantizar una educación de calidad y digna para todos. No podemos permitir que la responsabilidad recaiga únicamente en los hombros de los maestros y maestras, quienes muchas veces enfrentan condiciones adversas para ejercer su labor.

A pesar de estos desafíos, Colombia ha implementado políticas y programas para mejorar la educación en todo el país. La ampliación del acceso a la educación preescolar, el fortalecimiento de la educación técnica y tecnológica, la universidad pública gratuita para los estudiantes con vulnerabilidad social y la formación continua de los docentes son algunas de las iniciativas que buscan elevar la calidad educativa y brindar mejores condiciones a los educadores.

El Día del Maestro y la Maestra nos brinda la oportunidad de visibilizar estos problemas y reflexionar sobre la importancia de apoyar y valorar la labor de los educadores. Más allá de la celebración, es esencial reconocer que la educación es un derecho fundamental de todos los niños y niñas, y que el deber de educar no puede estar condicionado por la falta de recursos o apoyo institucional.

En última instancia, más allá de las críticas y los desafíos, es necesario reconocer y valorar el compromiso, coraje, humanismo y afecto de muchos educadores que, a pesar de las dificultades, continúan dedicando su vida a formar generaciones de ciudadanos íntegros y conscientes. Su labor es un pilar fundamental para el progreso y desarrollo de nuestra sociedad.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan