miércoles, julio 17, 2024
No menu items!
spot_img

 El Día de la Tierra

Por Diego Fernando Sánchez Vivas

El 22 de abril de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas expidió la Resolución No 63/278, por medio de la cual decidió designar esa fecha como el Día Internacional de la Madre Tierra.

En la parte considerativa de la citada resolución, se anota que la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar, y que para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras  es necesario promover la armonía con la naturaleza y la Tierra, se decide designar el 22 de abril , Día Internacional de la Madre Tierra y se invita a todos los estados miembros, las organizaciones de sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones internacionales, regionales y subregionales, la sociedad civil , las organizaciones gubernamentales, y las partes interesadas en observar el Día Internacional de la Madre Tierra y crear conciencia al respecto. En Colombia, la Constitución de 1991 consagró dentro de sus normas superiores, la importancia que debe el Estado a la protección del ambiente y los recursos naturales. El artículo 79 de la Carta Fundamental  en su inciso segundo establece textualmente: ” Es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines”. Más adelante el artículo 80 de la Carta dispone que: ” El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución”

Un paso fundamental para adentrarse en la temática ambiental lo constituye el concepto “desarrollo sostenible”, que es un proceso integral mediante el cual el género humano logra potenciar sus posibilidades de producción a partir de la combinación de los factores disponibles satisfaciendo sus necesidades básicas dentro de su marco cultural  y según unos objetivos predefinidos libremente, abarcando la protección de los recursos naturales sin que la actividad productiva deteriore el ambiente y se ejerza en forma racional. En resumen, desarrollo sostenible es la generación de riqueza con equidad social ejerciendo acciones amigables con el ambiente. Como consecuencia de la industrialización indiscriminada, procesos de urbanización a gran escala  sin una previa planificación que signifique evaluar sus costos en materia ambiental, la explotación sin control de los recursos naturales, la minería ilegal, el uso continuado de agentes químicos y el manejo errado de los desechos, se ha visto resquebrajado el entorno ambiental.

Como resultado de estos episodios, es que se está adquiriendo una verdadera conciencia ambiental. Además de los enunciados consagrados en las disposiciones normativas debemos observar el efecto de dichas normas en la conciencia colectiva de la sociedad, que debe traducirse en el comportamiento positivo de la comunidad en la defensa del ambiente y los recursos naturales, fomentando una educación en este sentido y materializando acciones efectivas para su protección, ya que así estamos asegurando la supervivencia de la humanidad. De ese tamaño es el desafío

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan