jueves, julio 18, 2024
No menu items!
spot_img
InicioOPINIÓNPALOMA MUÑOZ"El Gato" el comunicador popular ingenioso en las calles

“El Gato” el comunicador popular ingenioso en las calles

La partida de “El Gato”, Jorge Enrique Benavides Correa, deja un vacío imborrable en quienes tuvimos el privilegio de conocerlo y compartir el camino de la lucha estudiantil unicaucana y sociales con él. Más allá de su personalidad única y sus disfraces reconocidos, “El Gato” fue un verdadero ciudadano comprometido con el servicio y la lucha contra la injusticia. Su legado resuena en la ciudad de Popayán, especialmente en su enfoque hacia la educación informal y su compromiso con la transformación social.

“El Gato” era más que un activista; era un comunicador popular que utilizaba pancartas y caracterizaciones ingeniosas para transmitir mensajes de unidad, solidaridad y resistencia. Su puesta en escena en las calles era de una fuerza contundente en las luchas por la justicia social y los derechos humanos, ofreciendo una perspectiva fresca y auténtica en un entorno marcado por la adversidad.

Su partida nos invita a reflexionar sobre la pedagogía de educar en la calle, un enfoque de formación política y convivencia social comprometida con las causas sociales. Nos recuerda la importancia de comprender y valorar las diversas estéticas y experiencias en contextos de carencias y exclusión. A través de su humor y su arte, “El Gato” persistió en transmitir alegría, el derecho a soñar y la solidaridad, desafiando las circunstancias adversas.

Su legado nos replantea el concepto de ciudadanía, destacando la necesidad de una educación inclusiva y contextualizada que reconozca la diversidad y complejidad de las experiencias juveniles y de la gente en entornos desfavorecidos. Destaca la importancia del compromiso cívico y la solidaridad como pilares fundamentales de la convivencia social, invitándonos a seguir su ejemplo de participación activa y transformación desde las bases de la comunidad.

En resumen, “El Gato” no solo dejó una huella en la ciudad de Popayán, sino también en el corazón de aquellos que valoran el poder transformador de la educación y la cultura popular. Su legado perdurará como un ejemplo de esperanza y resistencia en la lucha por una sociedad más justa y solidaria. Cómo te vamos a extrañar querido Gato en las protestas y en las calles, en los procesos participativos de ciudad.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente
ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan