viernes, julio 19, 2024
No menu items!
spot_img
InicioMI CIUDADEl Gorrión

El Gorrión

Por William Efraín Abella Herrera – Miembro de ACO y SAO – wabella@unicauca.edu.co

Cuando voy a una ciudad, me encanta acercarme a librerías a preguntar por publicaciones locales que traten los temas que me interesan.   En mi reciente visita a Manizales me encontré “Aves silvestres de Marsella”, un pequeño libro cuya lectura me hizo recordar lo que alguien en mi infancia me contó sobre el pajarito del día de hoy, al cual conocemos en Popayán como Gorrión.

La historia aludía a la costumbre de preparar caldo de gorrión para darles a los niños que no aprendían a hablar. Estoy casi seguro que esta leyenda viene de la influencia paisa que tuvo la región, al paso de los antioqueños que participaron en la Guerra contra el Perú, ya que hasta ahora no he encontrado visos de la práctica de esta tradición en tierras caucanas.

Gorrión, Gurrión, Piichuk y Viçxudx vxiçxack.  Foto: William Abella Herrera

Esta pequeña ave nativa de América es denominada por los ornitólogos como _Zonotrichia capensis_, algo así como “Cabello rayado del Cabo de Buena Esperanza”. Hay que decir que nuestro Gorrión no tienen nada que ver con dicha región del sur de África. Seguro al querer nombrarla “cayennensis”, por equivocación la bautizaron, “capensis”.

Su parecido en el color del plumaje con el gorrión europeo _Passer domesticus_, llevó a los españoles que llegaron a estas tierras a llamarle “gorrión” o “gurrión”, sin embargo, las comunidades le dan otros nombres, entre ellos  Copetón, Picho, Pichichi, Pichochí, Pinche, Afrechero, Piichuk y Viçxudx vxiçxack.  Tanta denominación vernácula nos muestra lo conocido que es este alar en la región.

Un detalle de esta preciosa ave, que por lo común muchas veces no es apreciada, sólo los machos entonan melodiosos cantos.  A su vez, presentan según la región, variaciones dialécticas en sus vocalizaciones, las cuales identifican a cada población. Ponga atención y notará las diferencias en los cantos de los gorriones de la Meseta de Popayán con los de la Alta Bota caucana, no obstante ser la misma especie.  También se ha encontrado que, en ambientes ruidosos urbanos prefieren no cantar en espera de momentos de menor estridencia.  

A nuestros ojos humanos, no presenta dimorfismo sexual, mas tenga en cuenta que el juvenil es opaco en su plumaje. El Gorrión está asociado a zonas intervenidas por el hombre, asumiéndole como un proveedor de alimento.  Tal confianza hacia los seres humanos le sale cara porque es presa fácil de los animales introducidos, como gatos y perros.

Generalmente forrajea en el suelo en búsqueda de semillas, migajas, cereales trillados, restos de comida e invertebrados.  Visita cocinas y comederos.  He observado a un Gorrión capturar una gran oruga, la cual partió en pequeños trozos para poderla tragar.  

Anida en el suelo o en estratos bajos, sobre la vegetación.  Sus nidos pueden ser parasitados por los Chamones, de ahí que veamos a veces al pequeño gorrión muy acucioso dándole de comer a un pichón más grande que él, ya que cree que es su hijo.   

Esta especie esta categorizada de Preocupación Menor, mas inquieta que en algunas localidades donde antes era común, ya casi no se le vea.    De ahí que se requieran estudios que confirmen o no dichas percepciones. A su vez, investigar cómo las aves que les parasitan y las dinámicas urbanas afectan sus comportamientos y densidad poblacional.  Otra recomendación es el implementar bancos de vocalizaciones regionales de las especies alares, con el fin de realizar investigaciones sobre las variaciones dialécticas geográficas en sus cantos. 

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan