jueves, julio 18, 2024
No menu items!
spot_img
InicioOPINIÓNPALOMA MUÑOZEl Liberal, un 13 de marzo de 1938

El Liberal, un 13 de marzo de 1938

En el vaivén de la historia, el periódico El Liberal emerge como un testigo necesario para la época, de los vaivenes políticos y sociales en Colombia. Fundado en 1938, en pleno contexto de transición entre la hegemonía conservadora y los vientos de cambio liderados por Eduardo Santos (1938-1942) una elección presidencial en la que los votantes no requirieron de condiciones de renta o ilustración para ejercer el sufragio, en cumplimiento de la reforma constitucional impulsada por un liberal en 1936 Alfonso López Pumarejo. En este contexto histórico del país, surge el Semanario El Liberal bajo la dirección de un ingeniero Civil egresado de la Universidad del Cauca, oriundo de Cajibío (Cauca) y quien desempeñó varios cargos en el mundo académico y político del departamento, en una dirección colegiada con Mario Iragorri Diez emprendieron el proyecto del Semanario El Liberal.

Así El Liberal se convierte en un bastión de la libertad de expresión y la diversidad de opiniones. A lo largo de sus 86 años de existencia, ha enfrentado desafíos económicos y editoriales, pero ha permanecido firme en su compromiso con la comunidad y la región.

La llegada del Grupo Editorial Galvis en 1990 supuso un nuevo capítulo en la historia del periódico, marcado por la modernización tecnológica y la ampliación de su alcance. Sin embargo, las turbulentas aguas económicas llevaron al cierre temporal en 2012, dejando una huella de incertidumbre en el corazón del Cauca.

Pero como el ave fénix, El Liberal renació de sus cenizas, persistiendo en su misión de informar y educar a la comunidad. Aunque continúa enfrentando desafíos y precariedades, su importancia como referente histórico y patrimonial es innegable. Su desaparición sería una pérdida irreparable para la región, privándola de una voz vital en el panorama de la información de prensa escrita.

En un mundo donde la libertad de prensa es cada vez más amenazada, la existencia de medios independientes como El Liberal es fundamental para mantener viva la democracia y la diversidad de opiniones. Su lucha persistente por mantenerse en un compromiso con la ciudad y la región vale la pena seguirlo defendiendo, incluso en los momentos más difíciles. Gracias también a nuestros colaboradores, los columnistas, tan comprometidos con el periódico, a los redactores, al equipo administrativo y gerencial, a nuestros clientes de publicidad, a nuestros lectores, a los socios, que hacen posible que continuemos en la edición diaria del periódico.

Y que su legado perdure como un faro de esperanza en medio de la oscuridad y la incertidumbre, inspirando a futuras generaciones porque ha sido un espacio de escuela de formación para muchas personas que han pasado por el periódico.

Hoy, como El Nuevo Liberal, seguimos en el compromiso de mantenerlos informados con prioridad en la región. Feliz cumpleaños en un acto de gratitud para los antecesores y los que continuarán.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan