viernes, julio 19, 2024
No menu items!
spot_img
InicioOPINIÓNPALOMA MUÑOZ“El río Cauca es testigo” Fredy Chikangana

“El río Cauca es testigo” Fredy Chikangana

En el Día Mundial del Agua, hoy 22 de marzo, se hace imprescindible reflexionar sobre la importancia de este líquido vital. Tomando como guía el curso del río Cauca, nos adentramos en una travesía poética y geográfica que revela la conexión íntima entre el agua y la identidad de un pueblo.

Desde su nacimiento en el imponente macizo colombiano, el río Cauca emerge como una joya hidrográfica que alimenta no solo las tierras a su paso, sino también el espíritu de quienes lo habitan. Sin embargo, esta fuente de vida no está exenta de contradicciones. A medida que serpentea a través del territorio, el río Cauca nos confronta con la dualidad inherente a su existencia: mientras da vida, también acarrea la indiferencia y la contaminación.

Vamos a hacer un viaje literario con el río, pero a través de las palabras del poeta Freddy Chikangana de la cultura Yanakuna del imponente Macizo Colombiano, cuya pluma se sumerge en las aguas del río y las selvas que lo rodean. En su obra, encontramos eco de la lucha ancestral de los pueblos indígenas por preservar su entorno y su cultura. “El río Cauca es testigo”, proclama el poeta, recordándonos que las aguas que fluyen por nuestras tierras llevan consigo la memoria de aquellos que las han custodiado desde tiempos inmemoriales.

En la quietud de un río que se desliza sin hacer ruido, nos dice el poeta “Si los ríos pudieran hablar, cuánta historia contarían…”. Esta reflexión resuena en el aire, llevando consigo el peso de los siglos y las vicisitudes que los cursos de agua han presenciado a lo largo del tiempo.

Desde lo más recóndito de la selva, una voz susurra en respuesta nos dice el poeta yanakuna: “La historia es tan miserable que los ríos prefieren callar…”. En estas palabras se refleja la carga de dolor y sufrimiento que los ríos han sido testigos, las tragedias y las injusticias que han marcado su curso. Prefieren ocultar en sus profundidades las narrativas de violencia y desesperanza que han presenciado, guardando un silencio pesado como plomo.

En este diálogo que el poeta Fredy Chikangana establece con la naturaleza, se revela una verdad incómoda: la historia de la humanidad está marcada por la tragedia y el conflicto, y los ríos han sido testigos mudos de cada capítulo oscuro. Su silencio nos recuerda la importancia de reflexionar sobre nuestras acciones y su impacto en el mundo que habitamos, y nos invita a buscar la paz y la armonía con la tierra y con nuestros semejantes.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan