domingo, julio 14, 2024
No menu items!
spot_img

Gustavo Adolfo Zúñiga

Por Sigifredo Turga

El profesor Gustavo Adolfo Zúñiga necesariamente ha merecido, merece y merecerá muchos reconocimientos por parte de la comunidad de la Universidad del Cauca, pero también de muchos de los gremios sociales y empresariales de Popayán y la geografía nacional.

Nos deja un historial personal y profesional en el que se identifica su gran capacidad de logro ante todo emprendimiento que haya decidido acometer relacionado con la actividad académica de su facultad.

Como egresado de la primera promoción de contadores profesionalizados en la Universidad del Cauca y vinculado ya como docente, siempre estuvo pendiente de que su facultad brillase por su elevado nivel académico contando con una administración técnicamente eficiente y una docencia cualificada día a día para que siempre los estudiantes de la Carrera se sintiesen seguros de que en la Universidad del Cauca encontraban un elevado soporte de conocimientos, bajo condiciones de buen trato relacionadas con cualquier requerimiento relacionado con lo que tuviese que ver con los servicios que necesitasen de responsabilidad universitaria.

Su atractiva personalidad y carisma, ya fuese en su calidad tan solo como profesor, o como jefe de departamento o decano o cualquiera que fuese su función que le correspondiera, no era raro que un nuevo hecho, decisión o solución requerida en la Facultad no siguiese su curso sin habérsele informado o consultado su opinión o incluso esperado la decisión del profesor Zúñiga.

Algo que brotaba de manera espontánea e inmediata al atender sus labores al relacionarse con las personas, fue su humor que no perdía la gracia, el respeto y la delicadeza debida. Ese humor “muy patojo” muchas veces se le convirtió también en herramienta práctica para asegurar la solución sobre lo que se empeñara.

Sobresalió su vital actuar durante los primeros cuarenta años de vida de la Facultad de Contaduría que, con su participación efectiva, luego pasó a ser de Ciencias Contables, Económicas y Administrativas.

Claro está que hoy después de 55 años, la fuerza vital de la Facultad no cambia aún en lo esencial, debido a esa energía brotada del corazón de Gustavo Adolfo Zúñiga, claro que acompañado de la energía de otros corazones, como los de los profesores Rafael Arias y Mario José Bravo Cabezas y el de quien fuera riguroso secretario administrativo de la Facultad, Rodrigo Certuche Ch.

Nos consta la experiencia muy positiva relacionada con la buena y positiva voluntad que siempre tuvo el profesor Zúñiga para colaborar con los gremios y en especial con las empresas de economía solidaria.

Fue Gustavo Adolfo uno de los fundadores de la Cooperativa de la Universidad del Cauca y si no estoy mal fue su primer Revisor Fiscal. Siempre actuó en los debates sobre aplicación de los principios cooperativos y de la economía solidaria. Podría decir que hace parte del escaso conjunto de contadores, bien argumentados, que consideran que la contabilidad de las empresas de economía solidaria y la legislación colombiana requieren cambios que se atemperen al rigor de lo que demarca la empresa solidaria en la vida real.

Directamente tuvo muy fuerte participación como actor de los principales en el FONDUC, en la formulación del estatuto, los reglamentos y los controles. De manera indirecta fue actor como asesor para muchas cooperativas y fondos.

Siempre estuvo pendiente de todo lo relacionado con la organización de la Universidad del Cauca y en los cuerpos generados por las fuerzas vivas de esta Universidad como las Asociación de Profesores y la de Exalumnos o el servicio de salud.

Aunque se diga que nadie es necesario, con el profesor Zúñiga no se puede aceptar esa afirmación. Seguirá siendo necesario para su Facultad de Contaduría.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan