jueves, julio 18, 2024
No menu items!
spot_img
InicioMI CIUDADLa poesía vibra en la 36 versión de la feria internacional Del...

La poesía vibra en la 36 versión de la feria internacional Del libro de Bogotá 2024

Poetas colombianos demuestran su amor y su talento en la FILBO 2024 

Por: Paola A. Leal Gómez

Hellman Pardo, Omar Ardila, Diego Román Konrad y Esmir Garcés, son los cuatro poetas colombianos que se presentaron este 26 de abril, en el stand de la Editorial Escarabajo en la Filbo, y que al lado del poeta nadaísta Jota Mario Arbeláez demostraron su amor a la poesía y dejaron claro el sello de este género y su importancia en la feria del libro más importante de Colombia.

La feria internacional del libro de Bogotá o FILBO, se desarrolló por primera vez del 29 de abril al el 2 de mayo de 1988, por la cámara del libro, bajo la dirección del escritor Jorge Valencia Jaramillo, que tras inspirarse en diversas ferias como la de Buenos Aires y Madrid inició con el gran proyecto que año tras año permite a diferentes amantes de la literatura y sus diversos géneros convivir en un mismo espacio, cabe resaltar que fue solo hasta la cuarta FILBO en 1991 que se comenzó a incluir a diferentes países como invitados de honor, en ese año fue Venezuela, y en el 2024, año en curso, en su edición 36 es Brasil, que como bien se explica en la página oficial de la Filbo  busca “dialogar sobre este encuentro de cultura y naturaleza en una única existencia, con el poder de abrir conversaciones ancestrales, diversas y contemporáneas, recordándonos las herencias de los biomas culturales.” creando un espacio en el que no solo interactúan editoriales y lectores,  sino también para conversatorios, fomentando la diversidad cultural y lingüística.  

Sobre el género de la poesía han existido muchos representantes y frases, pero unas marcan más que otras, como dice Vicente Aleixandre: “la poesía es comunicación, algo que sirve para hablar con los demás hombres”, algo muy similar a lo que decía Octavio Paz “La poesía es el lenguaje que dice más allá del lenguaje”, y es que la poesía es un conjunto de palabras que poco a poco se convierten en versos y que con el pasar de la pluma llegan a estrofas hasta ser historias; historias del alma  que cuatro poetas colombianos estuvieron compartiendo con las personas en el stand de la Editorial escarabajo, editorial dirigida por Eduardo Bechara, que se ha dedicado a mostrar la luz de grandes poetas de América latina y la unión de grandes poetas como  

Diego Román Konrad, escritor, poeta y docente de comunicación social y periodismo, miembro activo de la red latinoamericana de metodología de ciencias sociales, Nodo Colombia, que representó a la ciudad de Popayán con su talento.  

Konrad  fue  director académico y cultural de la feria Popayán ciudad libro (2021-2022), ha sido jurado en el concurso departamental de cuento de la gobernación del Cauca, jurado en el concurso de creación literaria (2017 a 2024) de la biblioteca pública departamental Rafael Maya, jurado en el concurso departamental de cuento pluma mágica (2014 a 2024);  Además ha participado en recitales de poesía en diferentes países como Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Venezuela, México, Indonesia, España, y Alemania,…,es Coordinador del Club de Lectura Matilde Espinosa de Unicomfacauca y autor de los libros: “Del Triángulo a la Noche” (2010), “poemas uránicos” (2015-2019), “We humans: an international anthology y of poetry” (2018) y “El Rezo que Anochece” (2024).

Este poeta describe el hacer parte de la Filbo como “una experiencia muy bella, el género de la poesía en la Filbo representa fuerza, resistencia, belleza, coraje, altivez y sobre todo es como podemos cantar en tiempos difíciles como aún podemos ver cosas bellas en la oscuridad o cómo podemos sentir la presencia de la belleza aun estando vendados”, demostrando que con la poesía los demonios tocan el cielo sin entrar si quiera él. 

Sus poemas tienen una elección de palabras que llevan el ritmo hasta las imágenes mentales de quien los lee, y con ellas una reflexión sobre la vida, la soledad, la búsqueda, la existencia. Un ejemplo perfecto es el poema “SUKAMULYA” 

Adán sabe  
Que en el desierto 
La sed no es necesaria, 

Que los árboles y las piedras 
Vienen de la misma 
Semilla, 

La soledad era una tentación 
Donde la arena grita 
Muchos rostros, 

Toda mi vida llovió dentro, 
solía respirar la calma de la tempestad… 

Aunque no busco nada, 
Me dirijo a un lugar 
Muy lejano, 

Mi hogar, mi despertar, 
El camino que elegí. 

Pero ¿me llevaré el amor? 
¿Dé que sirvió el viajar, 
el ayuno y la danza? 

Se sabe tan poco 

lo que sigue, sin embargo, 
Ulises volvió, 
Espero no tardar tanto 

Hellman Pardo es otro de los poetas que hicieron parte del stand Escarabajo, nacido en Bogotá, es poeta, narrador y ensayista, además desde agosto de 2018, es mediador de procesos de lectura autónoma y escritura creativa para diversas edades, pertenece a los consejos editoriales de las revistas “la raíz invertida” y “Ulrika”, si bien se ha desarrollado entre la narrativa y la poesía, en una entrevista concedida a fundación arteficial, afirmó que su plan es continuar con la poesía; entre sus reconocimientos se encuentran el premio nacional de poesía Eduardo Carranza en 2010 con “Elementos del desterrado”, el  premio nacional de poesía del festival internacional de poesía de Medellín en 2014 por su libro “Historia del agua”, el premio nacional de poesía Eduardo Cote Lamus en 2017 con el libro “Reino de peregrinaciones”, el  premio nacional del libro de poesía ciudad de Bogotá, 2020 con su libro “Física del estado sólido”.  

Ha sido director de proyectos de varias fundaciones y ONG en Colombia, si bien no tiene formación académica literaria, tuvo varios acercamientos desde la juventud con talleres en Fusagasugá en colectivos, así como dos  talleres en Bogotá, para luego alejarse de esta zona de confort y empezar una escritura disciplinada, llegando así a mostrar diferentes obras para el público que ha cautivado  con su pluma en el arte que define como vitalidad, un género que “abarca muchos más universos y posibilidades”, cabe destacar ese juego magistral presente en sus metáforas, como las presentes en el libro “física del estado sólido” donde la matemática se vuelve vida, como ocurre con su poema

la soledad de los números primos 

Los números primos son aquellos moluscos  

que no se tocan nunca.  

Van de un lado a otro con su triste caparazón  

a pasar la noche en una cantina de mala muerte.  

Allí beben toda la fiebre de los hombres.  

Yo soy, por ejemplo,  

el número primo que vive en parasitismo  

en la sangre de otro número primo,  

algo así como el diecinuevemilquinientoscincuentaitres.  

Ella es el amor.  

Ella es el número tres.  

Nos separan diecinuevemilquinientoscincuenta números.  

A esa distancia numérica, indescifrable,  

le llaman soledad. 

También estuvo presente Omar Ardila, nacido en el Valle de Laboyos, Huila,  en 1975, Poeta, ensayista, investigador, analista, crítico y conferencista literario, filosófico y cinematográfico, ha sido director de producción del XVIII Festival de cine de Bogotá, coordinador del cine club “a seis manos” y del cine club de Bogotá, editor de las colecciones la letra sin sangre y ramal, es fundador de los  blogs Cine sentido y Pensar, crear, resistir; el poeta ha obtenido distinciones literarias en España, Argentina y Colombia, y ha participado en antologías de España, México, Argentina, Chile y Colombia. 

En una entrevista que dio en el  2022 cuando se presentó en la feria del libro en Popayán, expresó como la poesía “es un trabajo de construcción  de sí, de pensamiento hacia el interior, de búsquedas, pues hay liberación de cuestiones que están ahí contenidas, esa palabra que a veces tiene esa dificultada para fluir, ayuda a salir un poco, a exorcizar esa duda, pero también esa búsqueda, ese fantasma y esos interrogante que a diario se presentan en la vida, …., le quita a la vida misma ese prosaísmo, esa cotidianidad, esa tristeza en el repartir de muchas acciones” y es eso precisamente lo que  se refleja en versos como “La vida, una ilusión de la existencia del tiempo un recuento de las sucesivas muertes “  de  “De Alas del Viaje en un Instante” (2005) o “olvidaré el camino, olvidaré la palabra, olvidaré la mirada, olvidaré este pensamiento ” de retorno al origen y muchos otros de los poemas presentes en sus diversos libros como, Alas del viaje en un instante (2005), Palabras de cine ( 2006), Corazón de Otoño (2010), Espejos de niebla (2012), Antología de poesía anarquista – Tomos I y II (2013), Cartografías cinematográficas (2013), Esquizoanálisis y pensamiento libertario (2015),  Devenires menores (2015), Luces sobre las piedras (2016), Las cinco letras del Deseo – Antología latinoamericana de poesía homoafectiva del siglo XX (2016), Pensar es no pensar lo mismo (2017), A la sombra del abismo (2017), El gesto exterminador de un anarquista-Aforismos de Vargas Vila (2018), Tinta y celuloide (2019), Al amparo del bosque – Antología colombiana de poesía homoafectiva (2020), Geografías del trueno (2022) y Estela de sombra (2022), mismos en los que también evidencia que lo que el busca no es evadir la realidad si no reanímala/reconstruirla como se muestra en su poema “Anarquía” del libro “luces sobre las piedras”:

Cesará la noche escandalosa, incierta y cegadora 

Acabará el descenso de la bruma 

Descansará la inútil lucha cotidiana 

y regresará dichosa la fuerza de la nada. 

Será el tiempo del vuelo 

en la ausencia que es el caos eterno. 

Unidad mágica del ser: 

pasión, dolor y libertad. 

¡Tenía que hundirse el suelo a nuestros pies 

para que abriéramos las alas! 

De igual forma estuvo presente Esmir Garcés, comunicador social comunitario, periodista cultural y editor huilense, nació en Algeciras, Huila, 1969 y ha sido becario del programa nacional de estímulos a editoriales regionales del ministerio de cultura, 2000, fue finalista en el concurso nacional de poesía en la ciudad de Bogotá 2009, ganador del concurso departamental de poesía José Eustasio Rivera en seis oportunidades (1998, 2000, 2001, 2004, 2007 y 2014), del concurso departamental de ensayo Jenaro Díaz Jordán en el 2019, del concurso departamental de minicuento Rodrigo Castañeda – Palermo, Huila (2018),del concurso nacional de poesía de la universidad Industrial de Santander (UIS) (2009), Así como jefe de redacción del periódico Neiva y miembro del comité editorial de la revista “Hojas Sueltas de Literatura”. 

En una entrevista concedida a “las dos orillas” afirma que “Lo más difícil es comprender una sociedad que vive sin poesía, una sociedad que niega los poetas”  sin embargo eso no ha sido un impedimento para sacar adelante el proyecto del arte que lo identifica, como expresó en la conversación con “sin tanto cuento” “Ser poeta significa para mí, la posibilidad de descubrirme a mí mismo, entender todo lo que nos rodea y todos los temores que nos atan, mi oficio es mi religión, por eso me gusta”, y quizás es por ello que además de los premios mencionados también ha sacado adelante proyectos como el Encuentro Nacional de Escritores “José Eustasio Rivera” (2005, 2006 y 2007), el  ser parte de las antologías de poesía : Crónica poética del Huila (1997), Nuevas voces de fin de siglo (1999), La lluvia y el ángel (1999) o la publicación de sus libros, Todos los ríos (2006) y El otro vuelo del cuervo.  

Los elementos naturales que hacen parte del paisaje, que son tomados para los títulos de sus libros, como ríos o cuervo, no se estancan allí, si no que se toman como inspiración y parte de la historia de las personas y comunidades, como se demuestra en el poema “El Río” dedicado a la ciudad de Honda:

El río trae abultadas cosechas, 

semillas que viajan entre la noche y el día. 

Barquero de la nada, 

recorre la tierra con la sabiduría 

de todos los tiempos, 

con la historia de la lluvia. 

Barquero de la nada, 

¿cuántos árboles danzan con tu éxodo? 

espumas de las orillas, 

estrellas perdidas en los casos, 

peces muertos entre los troncos y las piedras, 

vacas hinchadas durante la marcha. 

Barquero de la nada, 

ojos de serpiente, 

Dioses ebrios, 

luz vegetal. 

Con todo lo anterior se puede decir que en un comienzo la poesía comunica, no solo una realidad, una emoción si no también críticas, como lo hace en específico los poetas nadaístas, como quien nada en un río contra corriente, ya que mediante sus versos este movimiento puso en evidencia varias críticas sobre las normas y las costumbres del momento, llámense iglesia, política o cultura, y aunque hablamos de su nacimiento para los años 60,este no ha desaparecido y fue precisamente uno de sus representantes, el poeta colombiano Jota Mario Arbeláez quien también se presentó en el stand de Escarabajo, Arbeláez nació en Cali en 1940, entre sus obras se encuentra El profeta en su casa (1966) El libro rojo de Rojas (1970) Mi reino por este mundo (1981) La casa de la memoria (1986) y muchos otros en los que plasma de forma autentica y con gran sensibilidad el día a día elevándolo hasta convertirlo en arte, desde los momentos felices hasta los más nostálgicos como aquel verso del “profeta en su casa” “ Acababa zapatos con sólo ponérmelos. Un día salió el sol. Ya mi padre había muerto”, así mediante sus escritos ofrece a cada lector una representación de lo complejo de la vida humana. 

Si bien cada uno de los poetas mencionados guarda su propio estilo, comparten el talento o quizás sea mejor llamarlo don, de emocionar y despertar emociones de los diversos lectores que se sumergen en el mar de sus versos, colombianos que representaron a la poesía en la Filbo con orgullo y versos que demuestran como este género ve lo extraordinario en lo ordinario y da voz tanto a lo que se oculta como a lo que brilla, pues su origen y fin es el vibrar, hacer vibrar todo lo que está en quietud y silencio.     

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan