jueves, julio 18, 2024
No menu items!
spot_img
InicioNACIONALLafaurie, anuncia designación de estratega de seguridad para ganaderos colombianos

Lafaurie, anuncia designación de estratega de seguridad para ganaderos colombianos

El General Fernando Murillo Orrego retirado de la Policía Nacional encabezará estrategia de seguridad para los ganaderos colombianos, quien encabezó la captura de alias “Otoniel” jefe del Clan del Golfo.

Por: REDACCIÓN EL NUEVO LIBERAL

El líder gremial ganadero José Félix Lafaurie ha hecho público que el general retirado de la Policía Nacional, Fernando Murillo Orrego, oriundo de Ibagué, quien encabezó la exitosa operación que resultó en la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, asumirá un rol clave como estratega de seguridad para los ganaderos colombianos.

En un intento por hacer frente a la creciente crisis de seguridad que afecta al sector ganadero en Colombia, el general retirado de la Policía Nacional, Fernando Murillo Orrego, asumirá el papel de estratega de seguridad. Murillo, reconocido por liderar exitosas operaciones contra narcotraficantes de alta peligrosidad, ahora dirigirá sus esfuerzos para enfrentar la difícil situación de orden público que amenaza a los ganaderos colombianos.

José Félix Lafaurie Rivera. Foto Caracol Radio
Fernando Murillo Orrego, General (r).  Foto Segurilatam

Murillo cuenta con una destacada carrera en la Policía Nacional, habiendo dirigido el Gaula y la DIJÍN, además de liderar la operación Agamenón que culminó con la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, jefe del Clan del Golfo, un grupo delictivo que ha generado preocupación significativa entre los productores pecuarios en diversas zonas del país. Además, participó en el Bloque de Búsqueda que llevó a la baja al narcotraficante Pablo Escobar Gaviria.

La revelación de la designación de Murillo como estratega de seguridad para los ganaderos colombianos se hizo a través de la columna de opinión de José Félix Lafaurie Rivera, titulada “¡No repitamos la historia…, no nos dejen otra vez solos!” publicada en el NUEVO LIBERAL el sábado 6 de enero, hace un enérgico reclamo al Gobierno Nacional, señalando la crisis de seguridad que enfrenta el campo colombiano.

El dirigente del gremio ganadero apunta a las mafias narcotraficantes, que se disfrazan de grupos revolucionarios con supuestas motivaciones políticas, y a las bandas de criminales vinculadas al microtráfico en las ciudades, como los principales responsables de la compleja situación que experimentan los campesinos y ganaderos en el país.

En medio de crecientes preocupaciones sobre la seguridad en el campo colombiano, José Félix Lafaurie Rivera ha reiterado que la amenaza es tangible y ha respaldado sus afirmaciones con datos preocupantes. Citando cifras del Ministerio de Defensa de diciembre pasado, Lafaurie señaló un aumento del 72 % en los secuestros en comparación con el año anterior. Además, según datos de la Policía Nacional hasta octubre 30, se presentaron 8,551 denuncias de extorsión, un delito que a menudo se basa en aterrorizar a las víctimas, incluso desde las cárceles, con un subregistro alarmante.

Para respaldar aún más sus argumentos, Lafaurie hizo referencia al escalafón de la organización Global Initiative, que realiza un seguimiento de la criminalidad en 193 países. Según este índice, Colombia ocupó el segundo lugar en el Índice Mundial de Crimen Organizado en 2023, justo después de Birmania, y el primer lugar en América.

El líder gremial recordó que los ganaderos han sido históricamente víctimas de guerrillas y paramilitares, destacando que la extorsión siempre ha sido un dolor de cabeza persistente para el sector. Actualmente, la extorsión es perpetrada por herederos de diferentes grupos armados que se han convertido en narcotraficantes. Lafaurie resaltó que la situación más crítica se presenta en el Caribe y el Magdalena Medio, regiones paradójicamente priorizadas por el Gobierno para la compra de tierras destinadas a la Reforma Agraria, así como en Caquetá y los Llanos, entre otras.

Sin embargo, Lafaurie expresó aún más inquietud por la amenaza latente. Recordó la creación de las Convivir en la década de los 90, como respuesta a la incapacidad del Estado para controlar la violencia guerrillera. Aunque inicialmente tenían control constitucional, Lafaurie señaló que los gobiernos no pudieron controlarlas, lo que llevó al surgimiento de las Autodefensas Unidas de Colombia y a un aumento significativo de la violencia.

Las advertencias de Lafaurie subrayan la urgencia de abordar la crisis de seguridad en el campo colombiano y la necesidad de medidas efectivas para proteger a los ganaderos frente a amenazas tan palpables como latentes.

La designación de Murillo Orrego como estratega de seguridad para los ganaderos representa un intento claro de abordar la situación desde una perspectiva experimentada en la lucha contra el crimen organizado. Sin embargo, la efectividad de esta medida dependerá de la coordinación integral con las autoridades gubernamentales y el compromiso continuo para garantizar la seguridad y protección de los productores del campo colombiano.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan