jueves, julio 18, 2024
No menu items!
spot_img
InicioCOLUMNISTASEduardo Nates LópezMensajes desde Nariño…

Mensajes desde Nariño…

Por Eduardo Nates López

Crudo, lamentable, pero irrefutable argumento están esgrimiendo las fuerzas vivas nariñenses (políticos, gremios y comunidad) para exigir que la carretera panamericana no pase por el Cauca. Me apoyo en una noticia que circuló por las redes:

“El Comité Intersectorial y Gremial de Nariño ha buscado al ministro Luis Fernando Velasco para manifestarle que se priorice la vía por San Francisco al Putumayo. ¿Para qué queremos una vía por Timbío-El Estanquillo si, igual, permanecerá bloqueada?” (sic).

Durante muchos años el sector productivo de Nariño ha sido nuestro aliado en la lucha por la construcción de una carretera digna de la importancia social, política, económica y hasta del rimbombante nombre: “Panamericana” … ¡¡Pero, (excúsenme la expresión) “se mamaron”!! ¿Para qué sirve una carretera de doble calzada, técnicamente construida, de inmejorables especificaciones, pero “taponada” por las comunidades, por cualquier causa inane? ¡Tienen razón!

Antes de que mis detractores me agredan, me apresuro a aclarar que no estoy contra la protesta razonable. Estoy contra la protesta desmedida y delictuosa. No estoy en contra de los derechos de nadie. Estoy en contra del abuso de los derechos (que está de moda, pues ahora es permitido). ¡Estoy contra el que, esgrimiendo sus derechos, pisotea los de los demás! Yo también protesto de manera enérgica pero decente… Ni siquiera grito … Lo hago por escrito, desde hace muchísimos años, por lo general en este periódico, que generosamente me abre un espacio para ello…

Y, como venía diciendo, esa actitud en Nariño es consecuencia de la protesta desmedida y abusiva. Acabaremos excluidos de la carretera Panamericana… Pero todos; incluidos los autores de los taponamientos ilícitos…Y de este panorama de irresponsabilidad (por decir lo menos…) no se pueden exceptuar los mandatarios locales y regionales que han permitido “las protestas”. Estos, por falta de pantalones y/o por congraciarse con unos pocos, terminan afectando a todos. La vieja costumbre de hacerse el pendejo a la hora de la factura…

En un estado justo y equitativo, deberían haberse construido ambas vías (hace tiempo…). Pero en la inefable Colombia, con la excusa de los recursos escasos, privilegian unas regiones con exceso de inversiones (según los intereses políticos y económicos -con frecuencia corruptos-), sacrificando a otras, resignadas y sumisas. Y esas inequidades se fermentan socialmente. Sin duda, el Cauca es un clarísimo ejemplo de esto.

Desde el punto de vista técnico, pareciera ser que lo que ya hay avanzado, en obra y proyectado, como “Panamericana”, en su tramo Cali-Pasto, es suficiente y supera en costos y tiempos cualquier otro proyecto paralelo o sustituto. Pero la lección que nos deja este pronunciamiento nariñense es que no podemos dormirnos ni confiarnos porque, en la necesidad, cada uno tira para su lado…

Tienen razón los nariñenses que han soportado los cierres de la vía. Seguramente, al ver que Cauca y Popayán votaron copiosamente por quien lideraba los cierres -y llevaron a la cámara al señor Pete-, entendieron que las mayorías respaldan esta desgastante práctica, elevada a delito, y que ningún fiscal local se atreve a emprender causa, a pesar de las diarias conductas punibles y en flagrancia. Si la guerra con el Perú (en 1932) sacó a Nariño de su incomunicación por vía terrestre, ahora han decidido no arriesgarse a otra desconexión, por la guerra que vive el Cauca, gracias al desgobierno y desde que un “líder local” decidió declarar -en total contraevidencia-: “Cauca, ¡territorio de paz”! Y miren cómo estamos… Con los mismos en la gobernación desde hace 14 años…

Y a los pastusos hay que creerles… Lograron doble calzada sobre el precipicio que de Catambuco conduce a Rumichaca. Entre tanto, los caucanos seguiremos padeciendo la trocha que de Timbío (sin variante) conduce al sur y recordaremos, que el derrumbe de Rosas (sin atención a las víctimas) le dejó 86 mil millones al dueño del avión de la campaña presidencial, quien, al parecer, se ha esfumado…

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan