miércoles, julio 17, 2024
No menu items!
spot_img
InicioOPINIÓNPALOMA MUÑOZ¿Quién los entiende?

¿Quién los entiende?

La reciente respuesta del EMC al presidente Gustavo Petro, tras la ruptura del cese al fuego bilateral en la región, añade una capa más de complejidad a este panorama. El anuncio de la creación del Bloque Central Comandante Isaías Pardo, liderado por alias Marlon Vásquez, en respuesta a la suspensión del cese al fuego en el Bloque Occidental Comandante Jacobo Arenas, subraya la fragilidad del proceso de paz y la persistente discordia entre las partes involucradas.

Este anuncio llega en un momento de tensión, después de que el presidente Petro suspendiera el cese al fuego en áreas donde opera el Bloque Occidental, como respuesta a un ataque contra un grupo de indígenas en Toribío, Cauca. La decisión desencadenó una crisis en el proceso de paz entre el EMC y el Gobierno, exacerbando la desconfianza y el escepticismo de la ciudadanía hacia estos grupos armados que pretenden contribuir al proceso de paz.

Además, cuando se había adelantado acuerdos en el caso de alias Marlon, quien hace apenas un año iba a ser designado como gestor de paz en medio de las negociaciones entre el EMC y el Gobierno, es un claro ejemplo de las complejidades que enfrenta el proceso de reintegración de excombatientes a la sociedad civil en Colombia. Siendo que ahora lo anuncian como el comandante del nuevo bloque armado. A pesar de recibir amnistía en 2017 y la anulación de órdenes de captura, su reincidencia en actividades delictivas evidencia las limitaciones y pone en cuestión el sistema de reintegración y de reinserción social.

La creación de esta nueva estructura armada se produce días antes de una reunión extraordinaria en San Vicente del Caguán, Caquetá, donde se buscarán soluciones a la crisis en la mesa de diálogos y se revisarán las actividades del cronograma a seguir en el proceso de paz. Sin embargo, la falta de confianza por parte de la ciudadanía ante estos grupos armados que dicen contribuir al proceso de paz plantea interrogantes sobre la efectividad y la viabilidad de estas negociaciones.

En última instancia, ¿quién puede entender la complejidad y el entramado de intereses detrás de estas negociaciones, y cuál es la verdadera intención de estos grupos armados en el camino hacia la paz? La respuesta a estas preguntas sigue siendo esquiva, mientras la desconfianza y la incertidumbre persisten en el horizonte de la paz en Colombia.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan