jueves, julio 18, 2024
No menu items!
spot_img

Tarifas por las nubes

Por HORACIO DORADO GÓMEZ – horaciodorado@hotmail.com

Abusan las empresas de servicios públicos en Popayán al poner por las nubes las facturas de energía, gas y agua que son los rubros más importantes de la canasta familiar. Encienden las alarmas porque una nueva explosión social podría incubarse no solo por el encarecimiento de la energía sino por la mala calidad del servicio. Suspenden el servicio sin previo aviso. Ineficiente pues, llueva, truene o con viento de veranero, el servicio es inoperante. Ágiles la desconexión por mora en el pago, pero retardados mentales para restablecer el servicio de nuevo y, a qué costos, Dios mío. Alta tensión, porque el pueblo ya no aguanta más con las extorsivas tarifas. Solo basta ir al segundo piso del Centro Comercial Campanario a donde trasladó las oficinas la Compañía Energética de Occidente CEO para enterarse de la situación dramática que padece la ciudadanía.

Entre tanto ruido en el país, distraídos nos tienen. Treparon las tarifas de energía por las nubes. Expresión coloquial para indicar las alzas, también en el precio de la gasolina, clínicas, hospitales, droguerías, centros comerciales, y parqueaderos donde el abuso ha llegado hasta cobrar la tarifa de una hora por un minuto adicional, en la que, los mayores afectados son los pensionados que tienen el oficio de los trámites y vueltas de familia.

El tema es candente, suben las tarifas, pero están lejanas las contiendas electorales para utilizarlas como referente a fin de cautivar votantes, estamos desamparados. Aunque, siempre hemos estado desprotegidos. Y, además, aterrados con tantos escándalos de corrupción retratados por la prensa. ¡Colombia, país de escándalos! Este país ya no es ni del Sagrado Corazón de Jesús, pues pasó a convertirse en el país de la guerrilla, paramilitares, parapolíticos, narcotráfico, corrupción, injusticias, entre otras tendencias ilegales y delincuenciales que se enmarcan dentro del contexto de nuestra resquebrajada democracia.

Todos los días despertamos con un escándalo, un rosario de perlas, buscando siempre encontrar a los culpables y responsables de la crisis en que hoy se debaten algunas de las estructuras institucionales del Estado. Pero, como siempre, todo pasa, sin que pase nada. Es factible que en la mañana reviente un escándalo con el convencimiento de que en las presuntas causas que motivaron el hecho, pueden estar comprometidas una o varias personas, que, por su trascendencia, se consideran “públicas e importantes”; sin embargo, al promediar la tarde llega la duda y al caer la noche, no queda nada de lo primero y ni de lo segundo ¡Así estamos!

Incrementan las tarifas de energía, que ahora cobran sin leer los medidores, entreteniéndonos bajo la excusa del fenómeno de la “Niña”, el “Niño” o del congelamiento de las tarifas del cuatrienio pasado.

Ojalá leyeran estas líneas, el nuevo alcalde y el Defensor del Pueblo, preocupándose por el bolsillo de los usuarios, extendida a todos los servicios públicos. Es una queja de la comunidad afectada por incrementos abusivos que exige explicaciones y soluciones en la prestación de los servicios esenciales: energía, acueducto, alcantarillado, aseo, igual que el gas domiciliario y, catastro, sustentados en la norma legal.

De no darle un manejo prudente al tema tarifario de los servicios públicos, nada raro que surja una intervención estatal a nivel de presidencia para regular las tarifas abusivas y descontentos de la comunidad antes de que se genere un detonante social.

¡Ojo! No vaya a ser que, en el país se esté generando otro escándalo en las empresas comercializadoras de energía con factores especulativos mes a mes, que, como siempre, las paga en su totalidad la ciudadanía, por cuenta de nuevo diseño institucional en la facturación dándole más la confiabilidad al sistema que al bienestar de la población de los usuarios. (cambio de medidores)

Civilidad: En Popayán, el ciudadano ya no goza del gratificante privilegio de llegar con vida a casa, porque final de la tarde, lo espera el navajazo marranero de la factura de energía de la CEO.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan