viernes, julio 19, 2024
No menu items!
spot_img
InicioCOLUMNISTASAstrid Villa DoriaTips para iniciar Proyectos - II parte y final

Tips para iniciar Proyectos – II parte y final

Por Astrid Villa Doria

Cómo empezar un proyecto cuando no sabes por dónde empezar ¿Tienes algún proyecto importante, pero se ve tan grande que te paralizas y no te atreves a comenzar? Tal vez te has planteado iniciar un negocio, cambiar de trabajo, mudarte a la playa, aprender a tocar la guitarra, comprometerte o terminar una relación (los finales también son un comienzo)

para que te apunte en la dirección correcta. De lo contrario, podrías terminar peor.

Tip #7: Piensa en todo lo que estás perdiendo

Cuando tienes una lista gigantesca de tareas, no te dan ganas de empezar. Irte a ver Instagram, tomar un café, escuchar música o hacer cualquier otra cosa, siempre se verá como una opción más atractiva. Si notas que estás cayendo por la distracción y estás haciendo TODO menos lo que pusiste en la lista, haz una pausa. Cierra los ojos, respira profundo y revisa lo que tienes anotado.

Para cada tarea pregunta

¿Por qué puse esto en mi lista?

¿Cuál es el propósito de esta actividad?

¿Es importante que la complete? ¿O la puedo borrar?

¿Qué precio que tendré que pagar si no llevo a cabo esta tarea? Piensa en la pérdida de tiempo, dinero, oportunidades, salud o autoestima que sufrirás como consecuencia de no completar la tarea. También puedes pensar en cómo tus relaciones, tu posición en el trabajo o tus sueños se van a dañar. Ponte creativo y busca todas las maneras en que la falta de acción está afectando tu vida.

Una vez que conectes con el propósito y las consecuencias negativas de no realizar la tarea, es más probable que la cumplas.

Tip #8: Define qué es lo que no quieres

Muchas veces te frenas porque no puedes imaginar algo diferente a lo que hay. Un ejemplo de esto, es cuando estás atorado en un empleo que te disgusta. No eres feliz donde estás, pero tampoco sabes qué tipo de empleo te gustaría conseguir. El resultado es que te quedas sin tomar acción. Si estás en este caso, empieza escribiendo una lista de todas las cosas que no quieres y que no te gustan. Al hacerlo, será más fácil encontrar el camino que sí quieres tomar.

Tip #9: Empieza con algo pequeño y date una recompensa después

Esta técnica la utilizo cuando me da flojera empezar una actividad tediosa como lavar los platos u organizar mi clóset.

En vez de pensar que pasaré toda la tarde ordenando mi ropa, me propongo hacerlo por sólo 20 minutos. Además, pienso en una pequeña recompensa que me daré después, como salir al parque y tirarme en el pasto, tomar un té, leer un rato o ver una película. Una vez que empiezo la actividad, me dan ganas de terminarla. Normalmente continúo más allá de los 20 minutos iniciales.

Tip #10: Imagina que estás empezando la tarea

Esta técnica funciona cuando quieres comenzar un hábito o cambiar un patrón de comportamiento que no te gusta. Por ejemplo, si quieres hacer ejercicio, pero por X o Y nunca encuentras tiempo ni motivación y en vez de eso pasas la tarde viendo series, crea una pequeña película mental donde rompes el patrón.

Empieza la película visualizando la escena que no te gusta. Te ves sentado en el sillón, comiendo palomitas y viendo tu serie favorita. Exagera la imagen, hazla obscura. Visualízate en un estado decadente, con la ropa manchada de salsa y la mano sucia de aceite. Hazte sentir una gran frustración y decepción por estar así.

Después debes insertar un interruptor. Piensa en un movimiento brusco y enérgico para romper con esa escena. En este caso, saltas y gritas “¡Esto se acabó! Es hora de hacer ejercicio”.

Agrega una escena final donde todo es bonito y brillante. Apagas la tele, te pones ropa deportiva limpia y bonita, tomas tu botella de agua, te subes al carro y manejas al gym. Te bajas del carro y entras por la puerta. En esta escena, debes generar emociones positivas como entusiasmo, seguridad, tranquilidad y felicidad. También debes visualizar el resultado que deseas. En vez de ver tu cuerpo con los 10kg que le sobran cuando vas entrando al gym, utiliza una versión más delgada y ágil de ti.

Tip #11: Escribe una lista con todos tus pendientes

¡Tengo tantas cosas que hacer que no sé por dónde comenzar a deshacerme de ellas! Para esto, lo más sencillo es hacer una lista. Muchas veces, te sientes agobiado porque todo está dando vueltas en tu cabeza. Una lista te ayudar a aterrizar las ideas y acomodarlas de una manera coherente. Hay dos opciones para tu lista.

Acomodar por área, puedes dividir tu lista en secciones como: personal, casa, negocio, diversión, finanzas, etc. Al tener los pendientes agrupados por área es más fácil organizarte.

Acomodar por prioridad, la otra opción es usar una matriz de prioridad para decidir qué es lo más importante en este momento y qué puede esperar para después

DEJA TU COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTICULOS RELACIONADOS

NOTAS DE INTERÉS

- Publicidad -spot_img

Comentarios recientes

Carlos Alberto Manrique Barrios en Colombia: Un País Festivo
Francisco samboni en Las formas de la adivinación
Diana Bolena Sánchez hoyos en Adán y la primera vez
César Augusto en Filosofía de los Afectos 7
Alvaro Diaz en Madre, en tu día
Fernando Acosta Riveros en Mujeres en el siglo XXI
El Liberal en Loro Orejiamarillo
ALVARO EFREN DIAZ SEDANO en Loro Orejiamarillo
David Fernando Fernández Montilla en Las araucarias mueren de pie
Carlos Alberto Manrique Barrios en Mesa de dialogo de la Cultura y el Turismo en Popayán
Fany bolaños en Majan